Autónomas a tiempo parcial

El mes de octubre del año 2002 la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora compareció delante de la Subcomisión para impulsar el estatuto de la microempresa, del trabajador autónomo y del emprendedor en el Congreso de los Diputados.

El objetivo era plantear a los señores diputados la problemática de la mujer emprendedora y los demandes de nuestro colectivo.

Nuestro discurso fue efusivament felicitado por todos los partidos, que menos los diputados de CIU que habían reclamado nuestra comparecencia, todos desconocían absolutamente .Cuando menos sirvió por sensibilizar a nuestros diputados , porque no hemos sabido nada mas al respeto.

La problemática de la mujer emprendedora, hoy todavía es desconocida, despreciada o infravalorada por muchos estamentos oficiales y políticos.

Una de las reivindicaciones que planteamos en aquella comisión, fue la necesidad urgente de una reforma del estatuto de los autónomos, tema que hoy está en la agenda del nuevo gobierno.

Aun así nosotros propusimos una reivindicación que hace años muchas mujeres nos reclaman: Poder ser autónomas a tiempo parcial.

Esta reivindicación me la han demandado insistentemente Asociaciones artesanales de en cualquier parte del estado. En Catalunya la asociación da artesanas Sant Jordi que hace una tarea admirable en favor de estas emprendedoras facilitando la venta de sus productos, trae esta lucha desde hace años.

Son mujeres artesanas que compaginan las tareas del hogar y las responsabilidades familiar con el trabajo artesano. Evidentemente sus ingresos son tan exiguos que no pueden pagar la cuota entera de autónoma, por lo tanto trabajan en negro. Ellas quieren ser legales pero puesto que sólo trabajan unas horas y producen a tiempo parcial quieren tener la posibilidad de estar dadas de alta a tiempo parcial, como pasa en el régimen general de la Seguridad Social y sobre todo cotizar para su jubilación.

En estos casos, hoy se añaden jóvenes fotógrafos, periodistas, artistas, diseñadores, etc. Que trabajan sólo media jornada o sólo algunos meses al año, bien por carencia de trabajo, bien por compaginar con estudios o bien por conciliar con la maternidad-paternidad.

Esta se una realidad constante en el panorama laboral de hoy en día. Debería ser posible ser legal y estar dado de alta con una cotización justa y proporcional a tu trabajo y con unas prestacionsacordes con lo que se paga.

No es mejor poder pagar una cuota aunque sea mas pequeña y contribuir a la SS y a la propia jubilación, que no estar en la ilegalidad? No es mejor esto que no acostumbrar a la gente a trabajar en negro?.

No es más adecuado habituar a la gente y educarla en la responsabilidad de pagar en razón de lo que se trabaja y no obligarlos a hacer el vivo?

Tenemos unas leyes de hace 15 o 20 años, el régimen de los autónomos, que quieren regir un mercado de trabajo que ha cambiado radicalmente en los últimos cinco años y que lo único que hacen es encorsetar a la sociedad y provocar la ilegalidad. Mucha mas gente estaría dada de alta como autónoma y esto repercutiría favorablemente en las cuentas de la SS, en las tasas reales del paro sobre todo en las jubilaciones del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *